lunes, 10 de mayo de 2010

Protesta por acoso de la policía política cubana es recibida con más represión.

Protesta por acoso de la policía política es recibida con más represión.
Por Jesús Emilio Hernández Figueroa, Agencia Libre Asociada (ALAS).Colaborador de Cuba Entre Rejas

La Habana, Cuba, 8 de mayo, 2010. –Cerca de una decena de opositores se dieron cita en una de las céntricas calles del municipio de Regla para protagonizar una protesta pública al régimen por impedirles asistir a una misa eclesiástica.

Los opositores alegaron que habían sido interceptados por oficiales de la Seguridad desplegados por los alrededores de la iglesia Nuestra Señora de Regla. Manifestaron además, que, entre amenazas e imposiciones, les impidieron la entrada obligándoles a regresar a sus hogares.

La protesta por ello consistía en una pacífica marcha silenciosa, recorriendo las calles del municipio con los brazos cruzados. No obstante, los esfuerzos se vieron frustrados por un fuerte operativo policial teniendo como resultado el maltrato físico, la detención y el encierro de la mayoría de los manifestantes en diferentes calabozos de Unidades de la policía.

Juan Carlos Bous resultó detenido por casi cinco horas en la catorce Unidad, en el municipio de Guanabacoa, donde fue acosado y amenazado, confeccionándosele dos actas de advertencia. Miguel López fue detenido y encerrado en el calabozo de la Unidad de Regla por más de ocho horas. Sólo tres activistas, a pesar de todo, lograron hacer la marcha, lo que igualmente les acarreó, momentos después, la represalia de los esbirros de la dictadura, siendo Rafael Egües citado, conducido para la Unidad policial del Cotorro, y detenido por casi tres horas, resultando amenazado y maltratado físicamente. Oscar Ernesto Maestre, participante de la marcha, expresó que minutos después fue interceptado en la vía pública y conducido en un auto a más de cuarenta kilómetros del lugar, donde fue abandonado para que retornara por sus medios.

Horas más tarde, un grupo de poco más de una decena de opositores logró unirse y recorrer varias Estaciones de policía, solidarizándose con algunos de los detenidos, de los cuales se desconocía su paradero, por lo que se consideraron, en ese momento, como incomunicados y desaparecidos. No obstante, ALAS pudo confirmar después que todos fueron puestos en libertad.

Mario Alberto Hernández, Deisy Lázara Suárez, Neldo Iván Echeverría y Silvia Paula Castro fueron amenazados y obligados a regresar a sus domicilios. Sin embargo, a pesar de todo el aparato represivo, opositores como Jesús Adolfo Reyes, María de los Ángeles Borrego, Caridad García y Madeline Lázara Caraballo, lograron escapar de la vigilancia y pudieron entrar a la iglesia y participar de la misa.

Entre los activistas se encontraban miembros del Partido Republicano de Cuba, de la FLAMUR, y de los movimientos Opositores por una Nueva República e Hijos de la Virgen de Regla, así como integrantes del Municipio de Oposición de Regla, afiliado a Nueva Esperanza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.